Tras leer a Ron Dembo matemático Sudafricano quien participa en el MIHealth Forum de Barcelona, quiero compartir en estos renglones algunas de sus frases y comentarios que merecen atención y reflexión.

Ron Dice, gran parte de nuestros problemas exigen cambios colectivos de hábitos y conductas. Por ejemplo la obesidad, el cambio climático mejorarán solo si mejoramos hábitos. Comenta que vivió en España en los años 80 y trabajaba en un despacho donde todo el mundo fumaba y eso en la actualidad ha cambiado y ha sido posible gracias a un cambio colectivo, en el momento en que los no fumadores tomaron conciencia de que los fumadores le estaban perjudicando al quitarles su salud.

Insiste en que ese cambio y/o ese esfuerzo se da sólo en el momento en que consideramos que algo es nuestro, sin ese sentimiento de pertenencia y por tanto de responsabilidad personal no hay cambio de conducta posible. Cambiamos de conducta cuando creemos que lo que vamos a mejorar con nuestro esfuerzo también es nuestro.

Recuerda que al principio obligaba a su hija a ponerse el cinturón de seguridad una vez se subía al coche, pero después por hábito, su hija ya no quiere ir en coche sin cinturón de seguridad, “Somos nuestros hábitos”

Todo empieza con un cambio de conciencia y después con un cambio de conducta, si no hay conciencia de propiedad, no hay responsabilidad, así actuamos! Sólo en la medida en que vamos convirtiendo algo en propio nos hacemos responsables y capaces de esforzarnos por mejorar.

¿Qué es más efectivo para modificar un hábito?…  ¿ El castigo o el incentivo?  El incentivo: pero se usa menos, porque es más fácil castigar la infracción que premiar cada mejora individual de hábitos. Sólo se puede incentivar individualmente aquello  que se puede medir. Pero hoy con la tecnología e internet podemos medir y premiar esos cambios de conducta.  Nuestro teléfono móvil puede medir cuánto andamos, para estar sano debemos andar media hora al día, después almaceno los datos  en internet y así puedo detallar mis cambios de hábitos. Imaginese que en vez de gastar dinero en medicamentos, hospitales y médicos, incentivamos simplemente ese ejercicio a través de GOOD COINS. Un dinero sólo para el bien, si incentivaramos a los obesos con Good Coins para hacerles andar media hora al día, dice que EEUU se ahorraría un billón de dólares en sanidad al año.

Pero la salud no es sólo sanidad, para andar necesitamos calles agradables y para comer bien mercados cercanos con alimentos sanos y frescos. En muchos barrios norteamericanos sólo hay tiendas de comida basura…. Ahora, ¿ Adivina en que barrios de EEUU por ejemplo, hay más diabéticos?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website